Tiembla la clase política: los delitos de corrupción ya no prescriben

1 Response

  1. Anónimo dice:

    Bien, ahora falta la otra “pata”: buscar mecanismos para que sean agiles, rápidos, que es el otro problema: el paso del tiempo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.