Home Archive by category Sebastián Borkoski

Sebastián Borkoski

Por Sebastián Borkoski* El insomnio había aparecido como un nuevo problema, desconocido. Quizás por la edad, quizás porque el silencio de la noche comenzó a decirle cosas, o una combinación de ambos factores. La solución que encontró fue tan obvia como sencilla: quebrar ese silencio. Intentó con música, pero, después de unos días,las melodías comenzaron […]Seguir Leyendo
Por Sebastián Borkoski* En la soledad de su balcón del duodécimo piso, Carrillo  se disponía a contemplarla tormenta castigando la ciudad. Alguien llamó a su puerta. Raro, había pasado por la entrada del edificio sin anunciarse. Era Aguirre, uno de los empleados de su empresa transportista. —¿Qué hacés acá?—preguntó al chofer. —Usted me mandó al […]Seguir Leyendo
Por Sebastián Borkoski Un grupo decerdos selváticos puede convertirse en un huracán de furia ante la menor provocación; hecho conocido por cualquier montaraz intrépido. El protagonista de esta prodigiosa historiatenía las características del caso. Incitado por lasganas de volver a presionar carne salvaje entre sus muelas, rastreó a los bichos con impecable control. Mataría Seguir Leyendo
Por Sebastián Borkoski* “Si l’on demandait à l’énorme ville : Qu’est-ce que c’est que cela ? elle répondrait : C’est mon petit.” Victor Hugo El niño miró la copa del árbol.Tras pasarentre las hojas, sus ojos llegaban al cielo. Permaneció allí, esperando que sus ramas lo elevaran del barro donde tenía enterrados sus pequeños pies […]Seguir Leyendo
Por Sebastián Borkoski* Recostados al final del muelle, con el viejo ferry a sus espaldas, veían la luna bailar sobre el río. Ella se sentía segura, reposando su oreja sobre el pecho vibrante de fuertes latidos. Él besó sus cabellos y después de envenenarse con su aroma, descansó su mejilla en la suavidad de su […]Seguir Leyendo
Por Sebastián Borkoski* Se conocen muchos documentos escritos sobre doctores solitarios de costumbres inusuales. Algunas de estas historias solamente existieron para provocar el más sólido espanto en corazones temerarios. Otras, sin embargo, lograron algún tipo de cambio en la manera de ver la práctica de la medicina. La historia del doctor Shelic, a pesar de […]Seguir Leyendo
Por Sebastián Borkoski* Apenas iba por el segundo vaso de cerveza y la noche se anunciaba obvia, como muchas otras. Viajar tantas veces acarrea estas monotonías, principalmente cuando uno se entrega a la observación solitaria de la gente. En definitiva, no es necesario emitir sonido alguno para salir de noche. Ver también es divertirse, para […]Seguir Leyendo
Por Sebastián Borkoski* — ¿Cómo le va, estimado vecino? Me gustaría sentarme a charlar unos minutos con algunos de los representantes barriales. Verá usted, con mi grupo de trabajo estamos preocupados porque sabemos que están padeciendo, inútilmente, muchas necesidades.Queremos aportar ideas sencillas y extender una mano amiga, esa mano que todo el mundo necesita de […]Seguir Leyendo
Por Sebastián Borkoski* Durante los días más difíciles de mi juventud, cuando entendí que ésta se desvanecía sin traerme ninguna satisfacción, encontré paz en el misterio que encierra la energía olvidada que fluye con el río. Se va, llevándose todo lejos, colapsando en la nada. Muchos hombres quieren lograr algo, objetivos, grandeza o quizás alguna […]Seguir Leyendo