Deportes

El Automóvil Club Misiones sugiere alternativas para la vuelta a la competencia

Como muchas actividades, el automovilismo se ve afectado por la pandemia del coronavirus. El deporte motor genera muchos puestos de trabajo e ingresos en otras áreas, pero hace mucho que todo eso está parado. Eso no impide que se barajen nuevas posibilidades o que se busquen nuevas maneras de volver al ruedo.
En ese marco, el presidente del Automóvil Club Misiones (ACM), Carlos Malarczuk, aseguró que “no hay que tener miedo de hablar. Hay que empezar”, a buscar esas alternativas para que los motores vuelvan a rugir.

“Hay que pensar en la posibilidad de correr sin público, de ver por la tele y mantener esas ganas de ver carreras. Me cuesta imaginar una carrera así (sin público), pero llegado el caso asumiremos las responsabilidades”, expresó el dirigente en Radio  Radioactiva.

“Estamos haciendo lo que se ordenó, que es quedarse en casa. En el autódromo estamos haciendo lo mínimo e indispensable, porque no tenemos gente que se pueda mover y además no hay competencias. La idea es comenzar con las pruebas. Estamos en contacto con la gente de Oberá, presentamos un protocolo, para comenzar con las pruebas cuando nos habiliten”, comentó Malarczuk.

Es que hace casi dos meses que no hay competencias y eso pone en jaque a la continuidad no sólo de los torneos, sino de las personas que trabajan en el automovilismo.

“Hay mucha gente que trabaja en los equipos. Hay equipos que trabajan con un piloto, pero hay otros que tienen dos o tres autos y esos tienen a muchos trabajadores, que no están trabajando. Eso se va traspasando a cada categoría hasta llegar a los zonales, como nos pasó a nosotros, que tuvimos que suspender una carrera el miércoles antes de empezar la cuarentena y desde ahí no se trabajó más”, graficó.

“En el país son más de 100 mil puestos de trabajo y por eso se está trabajando para que se vuelva rápido”, agregó Malarczuk, dejando en claro que más allá de lo deportivo hay un trasfondo laboral que necesita ser tomado en cuenta.

El cambio para el TC

El 12 de julio estaba previsto que el Turismo Carretera desembarque, una vez más, en Posadas, pero seguramente que esa fecha se correrá, algo que viene sucediendo en la categoría.

“Está parado todo. Todas las fechas se fueron cayendo y nosotros dependemos de lo que pase en otros lados. Hay que estar activos en el esquema, porque la vida que conocíamos antes o las reuniones que conocíamos antes, por mucho tiempo, no van a estar”, se lamentó Malarczuk, pero rápidamente aclaró: “Yo no soy de los que piensan que hay que quedarse de brazos cruzados, hay que ver qué se puede hacer, para cuando todo se habilite tratar de volver a una vida normal”.

“La gente del TC está haciendo lo mismo. Viendo cómo hacer para volver, de la manera más segura posible, dentro de esta pandemia que nos afecta a todos. Tenemos que intentar ponernos de pie de vuelta”, pidió.

En ese sentido, el dirigente comentó que tienen un protocolo para volver a abrir el autódromo de Posadas y el de Oberá, los más requeridos por los pilotos.

“Nos pusimos de acuerdo con Oberá y los recaudos son los que conocemos. Estar con barbijos, respetar el distanciamiento, tener poca cantidad de gente en los boxes y abrirlos de manera separados (no uno al lado del otro). Creo que no es algo complejo de hacer y también ver qué nos dicen en cada municipio. Por eso estamos en contacto con Oberá, porque son los dos autódromos que la gente podría ir a probar”, especificó el apostoleño.

Pero en cuanto a la categoría más importante de la Argentina, el presidente del ACM fue claro: “Creo que el TC corre un riesgo muy grande, quizás en las dos o tres primeras carreras no se note, pero el público es la base de esa categoría. La televisión es parte, pero la pasión que tiene es por la gente”.

“Creo que va a ser la alternativa no sólo del TC, sino de todas las categorías. Para volver tendrá que ser sin público y ver de qué forma correr y cómo correr. El antecedente que tenemos es la última carrera que corrieron en Concepción del Uruguay, sin público y con un protocolo (sanitario), que les funcionó muy bien”, dijo por la última carrera que se corrió del TN.

“Esa experiencia del Turismo Nacional hay que aprovecharla, ver qué se puede mejorar y me parece que es la posibilidad certera de que se pueda volver a correr. No creo que este año se pueda correr con público”, avisó Malarczuk.

Ya imaginando en lo que sería la llegada del TC a Posadas se preguntó “cómo harán para venir a un lugar sin el canon”, que se le paga a la categoría cuando va a una determinada plaza. “Por qué te convendría traer una categoría”, reflexionó.

“Cada vez que viene el TC hay un movimiento importante en toda la región. Hay que ver cuál es la propuesta, pero no tendríamos ingresos, porque al no tener público en las tribunas no generaríamos los ingresos. Son decisiones que tienen que tomar las categorías. Esa es la problemática que todavía no está resuelta”, explicó.

Un año distinto

Malarczuk no es ajeno a lo que sucede en todo el mundo, por eso piensa en la chance de tener todo listo para que, cuando las autoridades den el visto bueno, pueda volver la actividad de a poco.

“Este año será sin público y el año que viene ojalá ya sea con público. Hay que dar el paso adelante. Esto es para largo, ya aprendimos a cuidarnos, hay una consciencia en la gente que se creó en estos 60 días. No tenemos que tener miedo e ir para adelante”, pidió el dirigente.

“Estamos en contacto con la Federación (Femad) y estamos esperando que la provincia autorice que nos empecemos a mover, con todos los cuidados, para empezar con las pruebas”, comentó y se sinceró: “Todavía no nos pusimos a pensar cuándo podemos hacer una carrera. Deberíamos estar pensando el tema de cómo lo hacemos o cuántas carreras podríamos hacer”.

Para graficar que esta es una realidad que viven todas las categorías y que pasa en todo el mundo, Malarczuk fue tajante: “No empieza ninguna carrera en Argentina y tampoco en la Fórmula 1”.

“En la Fórmula 1 pasa lo mismo que acá. Los países le dicen vení, pero no te pago el canon. Es la misma problemática que acá, pero con otros números”, aseguró.

“Nos cuesta pensar lo que está pasando. A veces me levanto a la madrugada y no puedo creer lo que pasa. Imaginate que hace 45 días no voy al autódromo, ni a tomar un mate”, contó el apostoleño con un poco de angustia.

En el final de la charla, Malarczuk expresó que “creo que el fútbol va a dar el primer paso”. “Es el más difícil, pero es el que más mueve. De los deportes individuales, creo que el tenis será el primero y después los que no sean de contacto. El tenis ya tiene su protocolo y no creo que pasen más de 10 días para que vuelva. El automovilismo también. La Fórmula 1 ya tiene protocolo”, cerró.

Malarczuk espera, como muchos, que de a poco se puedan ir flexibilizando las reglas, pero es consciente de que cuando esté la autorización correspondiente, desde el automovilismo tienen que tener todo listo para volver al ruedo.

Fuente: El Territorio