Actualidad

En el marco de Argentina Unida por Educación y Trabajo, 2000 Trabajadores de la Economía Popular refaccionan escuelas

Las organizaciones sociales de Misiones, se encuentran trabajando a pleno en el marco del Programa Nacional Argentina Unida por Educación y Trabajo, que consiste en refacciones, limpiezas y descacharrización de más de 200 escuelas públicas de zonas urbanas y rurales en la provincia.

A partir de esta decisión del Gobierno Nacional, y los beneficiarios de programas sociales arreglan los establecimientos escolares durante el receso escolar y antes de que comiencen las clases.

La iniciativa del Ministerio de Desarrollo Social de la Nación busca redirigir los programas sociales a la generación de empleo a partir de un trabajo conjunto entre la Secretaría de la Economía Social de la Nación, las provincias y los movimientos de la economía popular. En este caso fue el secretario general del Movimiento Evita y la CTEP, diputado Martín Sereno (Partido Agrario y Social), quien realizó las gestiones en Buenos Aires para lograr que la provincia firmara este convenio.

“Estuvimos en Buenos Aires manteniendo varias reuniones durante enero con los funcionarios del Ministerio de Desarrollo Social, debatiendo sobre esta posibilidad que se hace realidad antes de que comiencen las clases, como una manera de demostrar que los denominados peyorativamente ‘planeros’, en realidad son hombres y mujeres que tienen la voluntad de trabajar, y cuando se les da la oportunidad, como sucede ahora, lo hacen entusiasmados.

Es más, nosotros proponemos que este acuerdo se extienda más allá de esta tarea puntual, y que las organizaciones sociales se ocupen todo el año de hacer el mantenimiento de las escuelas, e incluso de las construcciones cuando se requieran. Es decir que puedan haber una generación de empleo permanente”, expresó Sereno.

El trabajo se realiza en todo el territorio

En Misiones, la mayoría de las organizaciones a cargo de las tareas de refaccionar y pintar escuelas, integran la Unión de Trabajadores y Trabajadoras de la Economía Popular (UTEP), como la CTEP, el Movimiento Evita, la Corriente Clasista y Combativa, Barrios de Pie, MP La Dignidad y el MTE. A la tarea se suman el MNCI Cotrum, el Movimiento Territorial Liberación y el FOL, entre otros.

Trabajan unos 2400 personas que perciben el Salario Social Complementario y están dentro del Programa “Hacemos Futuro” en la provincia, y van a cobrar un adicional de 8500 pesos durante un mes.
En Posadas acordaron comenzar en tres escuelas, y también gestionan estar en Fachinal. “Los compañeros y compañeras trabajan entusiasmados en las escuelas, donde no sólo hacen pintura de paredes y techos, si no que además restauran bancos, hacen limpiezas y descacharrización, porque como todas sabemos, nuestra provincia está amenazada por la epidemia del dengue, y hay escuelas cuyas autoridades piden limpieza aparte de la pintura. Todos los militantes tienen muy buena predisposición en colaborar para que los chicos y chicas empiecen un año escolar como se merecen”, resaltó la dirigente de la CCC, Graciela De Melo.

Las organizaciones también realizan las tareas en Apóstoles, Azara, Alem, Caraguatay y Posadas, San Pedro, Bernardo de Irigoyen, Pozo Azul, 9 de Julio, Santiago de Liniers, Eldorado, Montecarlo, Puerto Rico, Jardín América, Capioví, Urquiza, Garupá, Candelaria, San Vicente, Gobernador Roca, Bonpland, Corpus, Azara, Puerto Leoni, Puerto Libertad y Andresito, entre otras localidades.

Manos a la obra en un trabajo colectivo

En la pequeña localidad de Mártires, como en otros Municipios, los y las militantes del Movimiento Evita trabajan activamente en la refacción de escuelas, a través del convenio firmado con Educación de la Nación y provincia donde se plantea una coordinación laboral entre los municipios y los movimientos sociales y en la que los intendentes brindan los materiales y las organizaciones la mano de obra.

Así lo expresa Pamela Borges: “Para los y las trabajadoras de la economía popular que venimos remando con gran esfuerzo para sostener, en gran parte las necesidades que nos dejó el macrismo, esta tarea es muy importante.

Por medio de ese convenio tenemos más trabajo colectivo con resultados para todos y todas, y un adicional que se suma al Salario Social Complementario”.

Además estas actividades generan un impacto positivo en la población de Mártires, sobre todo en las familias que envían a sus hijos a las dos escuelas en las que trabajan. “El buen resultado de nuestra tarea se traduce en lo que nos expresan los vecinos o el mismo director de la Escuela 889 por ejemplo, que grabó un video de agradecimiento hacia nuestra organización. Pero lo más importante es que el trabajo realizado en las escuelas es útil para los chicos y la comunidad en general. Sentimos que vamos por el buen camino de seguir trabajando junto a gente”.

“Con estas tareas revalorizamos el trabajo”

La joven remarcó que para pueblos pequeños como Mártires, los beneficios se sienten más próximos y en este caso fue para más de 30 familias. “Cambiemos nos dejó un país arrasado y este trabajo ayuda mucho a las familias a las que les cuesta mucho conseguir un trabajo estable, y hablar de que más de 30 familias puedan trabajar y cobrar un adicional es un número importante para Mártires”.

El Evita trabajó en dos escuelas de Nivel Inicial de la 182 “Fragata Sarmiento” y la primaria 889. Normalmente en esta localidad se trabaja en talleres textiles, en producción de alimentos, en conservas de pickles, mermeladas caseras, entre otros productos. También realizan huertas comunitarias tanto en en el pueblo como en sus varias picadas. Y desde hace poco comenzaron a plantar en un vivero, específicamente con plantas medicinales.

“Además colaboramos en los merenderos que funcionan en la semana. Con el trabajo en las escuelas es impresionante la participación de los chicos y la admiración de los padres de que esto siga. En el caso de Mártires venimos trabajando desde hace más de tres años, y siempre con el mismo entusiasmo y respuesta positiva de la gente hacia la tarea que hacemos los y las trabajadoras de la economía popular”, enfatizó Pamela.

Entregar las escuelas en óptimas condiciones

En Santo Pipó, el entusiasmo se evidencia en cada pincelada que dan los trabajadores de la economía popular a las paredes de las escuelas.

Carina Penayo relata que el Evita trabaja en la Escuela 140 de Santo Pipó ubicada en el barrio El Pueblito: “Somos 20 compañeros que nos dividimos las tareas en limpieza de cloacas, de estructuras y jardinería. Empezamos el jueves y el lunes fue de jornada completa. Se adelantó un montón, pintamos; arreglamos el jardín, el parque y la cocina de la escuela que estaba bastante destrozada”.

Con los insumos que les proveyó la intendenta de Pipó, entregados por la provincia, seguirán trabajando en largas jornadas para llegar bien al inicio de clases.

“Vamos a trabajar hasta terminar de pintar la parte externa de la escuela, el corte de pasto, y moviendo algunas chapas de zinc que nos pidió la directora, que están en el patio y cuando llueve perjudica a los chicos. Si seguimos con este ritmo y el tiempo nos acompaña estaríamos entregando la escuela esta semana en óptimas condiciones”, dijo Carina.

El trabajo se extiende a las colonias lejanas

Mientras que en San Vicente, el Movimiento Evita asumió la responsabilidad de poner en condiciones las Escuelas 706, 352 y 535 que están ubicadas en la colonia profunda. “Insistimos en que fueran escuelas de parajes lejanos y no sólo las urbanas. Una vez que tuvimos la autorización de la pintura; empezamos primero con el tema de fumigación.

Tenemos 38 compañeros que ya están en esa primera etapa, después haremos la limpieza y finalmente la pintura, que se retrasó un poquito por cuestiones del clima y las condiciones de los caminos, porque no tenemos posibilidad de que entre el colectivo ni tampoco podemos ingresar en auto porque están los caminos están muy deteriorados. Entonces como se trata de una colonia, hay que tener paciencia, pero como movimiento político estamos trabajando muy bien tal como lo estipula el convenio”, indicó Javier Bres.

Para el militante es un trabajo valioso el que están cumpliendo, sabiendo que hay escuelas que están muy deterioradas. Es el caso de la 352 que está prácticamente en total abandono; sin pintura, la estructura se cae, el pizarrón es viejo, las sillas también.

“Es lamentable que la provincia tenga una escuela primaria en esas condiciones; pero vamos a tratar de mejorarla, y hacer todo lo posible para que quede en un mejor estado. Somos militantes, tenemos un compromiso con todo el grupo de compañeros y compañeras desde el momento que arrancamos a trabajar”, aseguró Javier.

Una tarea que requiere compromiso y dedicación

Apóstoles es otra de las localidades donde se nota el compromiso de hombres y mujeres que asumieron la tarea de poner a punto los establecimientos escolares. Un grupo del Evita se reunió con el secretario de Gobierno municipal, Gastón Cáceres, el jefe de Obras Públicas, Juan Ferreyra y la arquitecta, Analía Brand, para coordinar el inicio de los trabajos en las escuelas.

Al trabajo concreto de trabajo en los establecimientos, además del Movimiento Evita se sumó la CCC y el MTE y el FOL con insumos que el municipio recibió de la provincia.

“La intendenta de Apóstoles, María Safrán agregó escuelas rurales -algo que nos pareció muy bien- para que sean pintadas por compañeros de las organizaciones y que no estaban incluidos desde provincia.

El municipio siempre estuvo a disposición y se hizo cargo de materiales que no vinieron de la provincia como entonadores, pinceles y grúas para que se podamos realizar correctamente la tarea que iniciamos el lunes 24 con todas las organizaciones sociales hasta que finalicemos para cubrir las refacciones en cada escuela de la ciudad y la rural”, manifestó Andy Sosa, militante del Evita.

“Estamos para ayudar a quienes lo necesiten”

En Colonia Delicia-Mado, los y las militantes del Movimiento Evita también llevan adelante el trabajo de pintar escuelas bajo el convenio que tuvieron las organizaciones sociales con la Nación.

En ese sentido, Lorena Soto detalló que se sienten orgullosas de trabajar brindando un servicio social para las escuelas de su pueblo.

“Es un reconocimiento a nuestro trabajo que nos da la oportunidad de trabajar dignamente, con la oportunidad de llevar el pan a nuestra casa cumpliendo con una tarea solidaria. Estamos agradecidos a la organización que lucha desde hace años para que los militantes del campo o la ciudad, tengamos nuestro lugar de trabajo junto al resto de las y los compañeros”.

La tarea la realizaron más de 26 militantes en las Escuelas 790 de Puerto Mado y la 506 de Pueblo Nuevo, con insumos provistos por el Ejecutivo municipal.

“Agradecemos a la organización de la que somos parte, también con nuestros dirigentes como el secretario general del Evita, el diputado Martín Sereno que está siempre apuntalando. Esta vez tenemos la posibilidad de cuidar las escuelas de los barrios de nuestro pueblo. Estamos de pie ante cada injusticia, para colaborar en todo lo que podamos. En esta oportunidad, ser parte de las refacciones de las escuelas donde estudian nuestros gurises nos da orgullo y satisfacción”, afirmó Lorena.

 

 

 

Fuente: Equipo de Prensa PAyS Misiones