Fotos del Día Política y Economía

Metáforas en el aire

El presidente Macri se despide en el mismo tono en que gobernó, sin hacerse cargo de los efectos devastadores de las medidas económicas de su gobierno ni de su desempeño personal. Es lo que surge de la última reunión de gabinete ampliado, realizada ayer con el estilo teatral habitual, en la que dijo que se va del gobierno “con las manos limpias”, metáfora trivial, pero oscura en este caso. Ayer mismo, Página 12 publicaba una investigación de las denuncias que enfrenta Macri al dejar el gobierno. Se trata de casos conocidos, pero soslayados, como su aparición en los “Panamá Papers”, y que en total sumarían 11.000 millones de pesos. Desde el intento de licuar una deuda de la empresa familiar con el Estado, por la privatización del Correo, que ascendía a unos 4800 millones de pesos, hasta la licitación y venta inmediata de parques eólicos en el Sur, un pasamanos que le habría dejado a la empresa familiar de Macri 2.760 millones en mano, son varios los expedientes por los que el mandatario saliente deberá transitar los estrados judiciales. Si las denuncias desmienten la imagen de las “manos limpias”, tampoco es posible pasar por alto la responsabilidad presidencial en los desafueros represivos de la ministra de Seguridad, Patricia Bullrich, también denunciada por su participación en el encubrimiento de las muertes de Santiago Maldonado y Rafael Nahuel, y en la persecución al pueblo mapuche, que incluyó la invención de una supuesta organización terrorista bautizada como RAM. Queda para el análisis, una política de seguridad que se manejó por control remoto y jamás fue debatida como corresponde en el Congreso. Pese a estos señaladores, Macri ayer sostuvo que en su gobierno actuó “con honestidad” y se va a casa “con la conciencia tranquila y las manos limpias”, después de haber conseguido “transformaciones muy importantes y trascendentes”.

Y la lluvia cayó…

Los excesos metafóricos y los montajes sin relación genuina con los hechos, se puede señalar, definen la gestión Cambiemos. La “lluvia de inversiones”, inauguró una larga serie de falsas expectativas, en las que fue experto el “mejor equipo de los últimos 50 años” de Cambiemos, el cual, si se abandona el plano metafórico y se pasa a los hechos, abandona el barco con los peores índices posibles, dado el país que recibió. La suma de crisis social, recesión económica, devaluaciones descontroladas y reedición de la “timba financiera”; un clásico argentino que llevó al éxtasis la dictadura de Videla y Martínez de Hoz, no alcanza a resumir el extravío próximo a su fin. Un estudio del Centro Estratégico Latinoamericano de Geopolítica, dirigido por el español Alfredo Serrano Mancilla, aporta una síntesis llamativa. El endeudamiento de los 3 primeros años de Macri “equivale a un Plan Marshall en valores actuales (120.532 millones de dólares). En Europa, el Plan Marshall sirvió para reconstruir su infraestructura, su capacidad productiva y para fortalecer su Estado de Bienestar tras la II Guerra Mundial. En cambio, en Argentina, a pesar de tal nivel de endeudamiento, en estos años la economía se contrajo un -2% acumulado; los precios obtuvieron una subida de 168,9%; el desempleo aumentó hasta un 10,1%; y la pobreza se incrementó hasta el 32%”, comparó el estudio “Anatomía de una deuda inútil”.