Fotos del Día Política y Economía

Cerraron 450 comercios en Posadas en lo que va del año

El sector comercial es uno de los sectores más castigados por los múltiples aumentos de precios y la fuerte devaluación. Como consecuencia de la crisis, varios propietarios debieron tomar una drástica decisión: cerrar los locales. Y en lo que va del año, 450 locales debieron cesar sus actividades en Posadas.

El panorama es aún peor si se consideran los últimos cuatro años y la cifra asciende a 2.000 comercios menos en la ciudad capital, según relevó la Cámara de Comercio e Industria de Posadas (CCIP).

Entre los múltiples rubros que fueron afectados, el de la electrónica y de alimentos fueron los más perjudicados ante la caída abrupta en el consumo, producto de la inflación elevada y el alza en los costos de alquiler.

Ante este panorama, desde la cámara que nuclea a los comercios posadeños no descartaron que en los próximos meses sean más los propietarios que decidan finalizar la actividad comercial, por la frágil situación económica pronosticada para fin de año.

A pesar de ello, desde el sector estiman repuntar las ventas con la proximidad de la época de las fiestas de fin de año.

Persianas bajas

Como consecuencia de la crisis que atraviesa el país, 450 comercios de diversos rubros cerraron definitivamente sus puertas en lo que va del año en Posadas.

Al respecto, Carlos María Beigbeder, titular de la CCIP, afirmó al matutino colega El Territorio que desde principios de año el sector comercial se encuentra en crisis, lo que se tradujo en una fuerte merma en los números de locales abiertos.

Puntualizó que 450 locales fueron los que cesaron su actividad entre enero y la primera semana de octubre. Y añadió que en cuatro años ya son 2.000 los comercios que tuvieron que cerrar sus puertas.

Añadió que el principal motivo que influyó en la crisis del sector se debió a la baja en las ventas, producto de la inflación.

Agregó que, de todos los rubros, el electrónico fue el que más cierres tuvo. Le siguieron, en la misma línea, los pequeños comercios de barrio, almacenes y kioscos.

“La electrónica es el sector que más cierre de locales tuvo, porque bajó el caudal de ventas y varios de los productos se encarecieron considerablemente”, detalló.

Sobre el alza de precios, manifestó que el cierre masivo de comercios complicó la capacidad de compra por parte de los clientes.

Al respecto, expresó: “Antes, no hace muchos años atrás, había muchos lugares para comprar. Pero ahora, con 400 locales menos en lo que va del año y con 2.000 comercios cerrados en los últimos años, hay pocos lugares. Ofertas y lugares no hay, quedó concentrado en pocos espacios y eso es una dificultad al momento de comprar”.

Además, Beigbeder destacó las acciones del gobierno provincial para incentivar el consumo local. “Con la vigencia de los programas nucleados en Ahora Misiones se palió un poco la situación. Ayudó, pero el contexto es difícil”, dijo.

En los próximos meses

El panorama para lo que queda de 2019 es poco alentador para el comercio posadeño, aunque desde la CCIP se estima repuntar las ventas con la llegada de las fiestas de fin de año.

“Entre noviembre y sobre todo en diciembre habrá un buen ritmo comercial, pero no muy ascendente. Aguardamos por tiempos mejores porque se viene Navidad, que siempre es una buena época de fomento para el sector. Esperamos tener buenas ventas, pero no se llegará a los niveles que se lograban con anterioridad”, mencionó.

También recalcó: “Los comercios que ahora están en pie, aguantarán. El objetivo en esta época del año -en referencia al último trimestre- es persistir y mantener los números de ventas. Aquellos a los que les vaya mal, posiblemente cierren sus puertas entre enero y febrero”.

A su vez, adelantó que se está preparando un nuevo evento para incentivar las cabizbajas ventas en los comercios, en el afán de lograr generar mayor consumo.