Actualidad Fotos del Día

Los perros callejeros: un drama al que nadie le pone un bozal en Posadas

Destrozo de bolsas con residuos, accidentes de tránsito, ataque a vecinos y la propagación de diversas enfermedades, son algunas de las consecuencias que genera el abandono de animales en la ciudad.

En 2011, la Organización Mundial de la Salud (OMS) calculaba que existían cerca de 200 millones de perros callejeros en el mundo. Actualmente, a nivel nacional, la cifra de animales domésticos en situación de calle es de 14.000.000 entre perros y gatos que deambulan en estado de abandono, según datos de la ONG En Red.

Parvovirus, moquillo, sarna, parásitos externos e internos y lehismaniasis, son algunas de las más enfermedades más frecuentes detectadas en perros callejeros de Posadas. Estas se propagan durante el abandono de animales, ya sea en las casas, y en el peor de los casos, en la vía pública, dejando expuesta a la población.

El descuido, desinterés, la irresponsabilidad y la vulnerabilidad económica son algunos de los factores que inciden en el abandono de mascotas. También, se comprobó que la dificultad para viajar con una mascota al salir de vacaciones aumenta el abandono de las mismas en verano.

 

 

Pero también, es una cuestión matemática: nacen más perros que los hogares disponibles. Una hembra y toda su descendencia (es decir, hijos, nietos, bisnietos) sin castrar, en 10 años, puede procrear hasta 9.000 cachorros. Por esto, con la castración se evitaría el abandono, así como también los tumores de mama y enfermedades de transmisión sexual como los tumores de Stiker.

Para conocer más sobre esta problemática MISIONES OPINA dialogó con Etelvina Sorghe, presidenta y fundadora de la Asociación Civil El Refugio.

“El Municipio debería tener mayor control de la problemática de los perros callejeros, ya sea, multando a los dueños y denunciándolos con penas más severas”, consideró Etelvina Sorghe.

 

 

En este sentido, hizo hincapié en la necesidad de multar a los dueños que dejan a sus animales en la vía pública sin control alguno y la importancia de castrar y esterilizar a los animales.

En Posadas, el Instituto Municipal de Sanidad Animal (IMuSA) se dedica a la promoción y educación sobre la tenencia responsable, la prevención de enfermedades zoonóticas (transmisibles de los animales al hombre) y la realización de diagnósticos de enfermedades y tratamientos clínicos y quirúrgicos.

A través de quirófanos móviles, esta institución se encarga de castrar y vacunar a las mascotas de manera gratuita en diferentes puntos de la ciudad. En lo que va del 2019 realizó más de 6000 castraciones y aplicó más de 7200 vacunas antirrábicas.

Al respecto, Etelvina recordó que esta tarea se está realizando hace varios años, pero que: “Debería ser en forma masiva porque no se cumple el cupo de cantidad de intervenciones que modificaría de raíz la situación poblacional”.

Al reflexionar sobre las diferentes medidas que podrían erradicar el maltrato animal, sentenció: “Faltaría una decisión política, esta problemática es tan inmensa que es fundamental la intervención del Estado”.

“Aquel funcionario que tenga voluntad y que le importe la Salud Publica y Animal debe poner en marcha un plan de control poblacional eficiente, independiente de los intereses sectoriales corporativos que se opongan, junto con campañas de concientización y educación, junto con el aporte individual de cada ciudadano, con la ayuda de los medios de comunicación y ONG´s, con el objetivo principal de transformar los hábitos de la sociedad respecto a esta tremenda e injusta realidad”.

 

Medidas desde el Municipio

A comienzos de este año, el director del IMuSA, Gustavo Elizaincín, instó a que los dueños de canes que hayan contraído leishmaniasis no dejen el tratamiento, aunque pasen los años. Recordó que un animal que está en tratamiento de la enfermedad no se considera un foco de contagio.

Recomendó que frente a algún indicio de Leishmaniasis se dirijan inmediatamente a medicina sanitaria para que el informe suba a Secretaria de Salud, de esta manera se haría el proceso de rastrillaje a los canes de la zona involucrada.

Además del cuidado, el alimento, las vacunas y el buen trato a las mascotas, Elizaincin recalcó la importancia de evitar que los perros salgan a la vía pública sin correa. “No pueden sacar a pasear a un perro suelto, los animales y situaciones son impredecibles, si se distrae, un auto lo puede pisar y matar u otro animal los puede atacar”, enfatizó.

“En el Imusa, hacemos la vacuna antirrábica en forma gratuita, que es anual y obligatoria” y advirtió sobre la existencia de infecciones de los animales que son transmisibles al hombre, como el flagelo de la leishmaniasis.

Organizaciones abocadas a la adopción de perros callejeros

Desde el año 2013 Adoptame Misiones, una organización sin fines de lucro, colabora con la adopción de animales callejeros en Posadas.

Su objetivo es brindar asesoramiento y eventualmente asistencia a personas que encuentran animales abandonados y en condiciones de vulnerabilidad, promoviendo el cuidado responsable, la esterilización temprana de mascotas, la adopción de animales en lugar de su compra y la difusión de sus derechos.

Colaboran esencialmente con las “casas de tránsito”, brindando información precisa de la futura mascota a ser adoptada pudiendo sugerir según las posibilidades del adoptante, el animal conveniente a integrar la familia.

La organización está conformada por voluntarios que colaboran permanentemente con la comunidad, con el objetivo de controlar la fauna urbana bajo las premisas de Municipio No Eutanásico.

Por su parte, el Refugio de Animales: trabaja incansablemente desde hace 18 años en la capital provincial albergando a perros y gatos abandonados y maltratados. En su mayoría perros y gatos. Allí, trabajan alrededor de 15 voluntarios que se encargan de bañar, peinar, cepillar, alimentar y curar a estos fieles compañeros.

Esto requiere abastecer el espacio con alrededor de 100 kilos de comida diarios que contribuyen a mejorar la calidad de vida de estos animales dejándolos sanos y fuertes, listos para una futura adopción responsable de cara a la llegada de sus nuevos dueños.

¿Cómo prevenir el abandono animal?

Adoptar en vez de comprar: porque cada animal que nace para ser vendido, le quita la posibilidad de tener un hogar al abandonado

Castrar-esterilizar a tu perro, pero también al comunitario de tu barrio para que no siga pariendo

Denunciar una situación de violencia sobre un animal

Sensibilizar a quienes nos rodean y principalmente no ser indiferente

Tratar de involucrarnos desde nuestro lugar sin creer que “otro” lo va a hacer, porque son miles de animales que siguen muriendo en las peores condiciones

Consejos y recomendaciones a la población

Primero contener al animal dentro de la propiedad. “Por esto al adoptante siempre le ponemos como una cláusula tener patio cerrado evitando el molestar a los vecinos rompiendo bolsas de basura, correndo motos y autos, generando peleas, etc…”, explicó Etelvina.

Vacunar evitando enfermedades que cuando contraen resultan más caras y con el riesgo de hasta perder la vida

Desparasitar: comienza a los 45 días, a los 30 y 60 días y luego una vez por año

Colocar pipetas una vez al mes contra garrapatas, pulgas, mosquitos

Esterilizar en forma temprana (7 meses). “Los beneficios son muchísimos porque la clave es cortar la cadena de nacimientos anticipadamente, porque por cada 10 cachorros 8 no consiguen hogar y van a vivir, sufrir y morir en las calles, bajo las peores condiciones de crueldad (enfermos, atropellados y maltratados)”.

Castrar evita en el macho el vagabundeo, andar atrás de una perra en celo, las peleas, mordeduras y muchas enfermedades más.

Tenerlos en condiciones adecuadas

Darle un lugar protegido donde dormir abrigado de las inclemencias del tiempo

Proveerle de comida cantidad y calidad necesaria

No tenerlo encadenado (si hubiera la necesidad, soltarlo durante la noche)

Proveerle de atención veterinaria

Y lo más importante: que sea un miembro más de la familia