Fotos del Día Opiniones Provinciales

La grieta turística en Puerto Iguazú

Por Nicolás Emanuel Zayas*

Dice un viejo refrán: “El dinero del juego muchos lo tienen, pero pocos lo retienen” y pareciera coincidir con el Polémico proyecto que tiene el Gobierno Nacional por construir una Villa Turística dentro del Parque Nacional Iguazú.

Ante la inminente publicación en el Boletín Oficial de la Nación respecto al periodo de licitación del programa oportunidades Naturales que ofrece a empresarios la posibilidad de obtener un terreno dentro del parque Nacional Iguazú, para la realización de emprendimientos hoteleros e interiorizando un poco la grieta turística que se armó en Puerto Iguazú, cabe destacar algunas cuestiones.

El problema radica básicamente en la construcción de un Complejo de Villa Turística dentro del Parque Nacional Iguazú. El Parque Nacional Iguazú está ubicado próximo a Puerto Iguazú, Provincia de Misiones. Posee una superficie de 67.620 hectáreas pertenecientes a la ecorregión Selva Paranaense, fue designado Patrimonio Mundial de la Humanidad por la Unesco en 1984.

Además, las Cataratas del Iguazú, es una de las nuevas Maravillas del Mundo, poseen Valor Universal Excepcional, según la UNESCO.

La LEY 12.103/1934 en su Texto de la primera Ley de la Administración de Parques Nacionales y su decreto reglamentario, creó la Dirección de Parques Nacionales en 1934 y los Parques Nacionales Nahuel Huapí e Iguazú. Cabe destacar que esta ley nunca se modificó, y derogó, y la sola lectura de algunos artículos llamarian la atención de cualquier letrado, por tener una fuerte relevancia en esta “Grieta Turistica”, por ejemplo: repasemos que dicen los artículos 7, 9, 14, 16 incisos i) y k) de la LEY 12.103/1934.

El artículo 7 de mencionada norma dice: “A los fines de esta ley, podrá declararse parques o reservas nacionales aquellas porciones del territorio de la Nación que por su extraordinaria belleza, o en razón de algún interés científico determinado, sean dignas de ser conservadas para uso y goce de la población de la República”. Mientras que en la misma sintonía el Art. 9.° – Ningún parque o reserva situado en el territorio de una provincia será incluido en el sistema de parques nacionales, si antes la provincia no cede al Gobierno nacional el dominio y jurisdicción dentro de sus límites”. En un comentario a título personal, y luego de una ardua investigación de archivos históricos dentro del complejo mundo del digesto de leyes, hago la siguiente pregunta ¿Dónde está la ley que dice que Misiones cedió al Gobierno nacional el dominio y jurisdicción dentro de sus límites? ¿Hace más de 83 años la Dirección Nacional de Parque explota ilegalmente los recursos originarios de Misiones? ¿El fallo de la CSJN en la causa ADMINISTRACION DE PARQUES NACIONALES C/ MISIONES, PROVINCIA DE S/ ACCIÓN DECLARATIVA DE INCONSTITUCIONALIDAD, nos trata como territorio nacional y no como provincia, desconociendo derechos consagrados en la Reforma Constitucional de 1994?

Que decir de los artículos 14 y 16, que prácticamente incitan a la gestión de al negocio de unos pocos en detrimento de los recursos naturales de Misiones, en violación flagrante de las leyes de soberanía ecológica, ambiental e hídrica sancionadas por el Parlamento misionero, manifestando a través de una ley vieja el uso y abuso del gobierno central , pues por mencionadas artículos “la Dirección podrá re-glamentar y fiscalizar las explotaciones forestales, industriales, construcciones, régimen de las aguas, etc., de las propiedades privadas situadas en los parques, dentro de los límites del derecho público y administrativo”. Mientras el articulo 16 incisos i) y k) es la cereza de la torta al aclarar que: “Dentro de las facultades generales conferidas por esta ley y las que implícitamente le correspondan con arreglo a los fines de su creación, tendrá la “Dirección de Parques Nacionales” las atribuciones y deberes siguientes:..i) otorgar y reglamentar las concesiones sobre construcción de hoteles, viviendas, restaurantes, funiculares, alambrecarriles, estaciones para el servicio, etc., y en general cualquier obra servicio o comercio que se realice en la jurisdicción de los Parques o reservas, pudiendo establecerlos por cuenta propia, pero no explotarlos directamente, sino por arrendatarios o concesionarios, con su control sobre la organización y tarifas de las distintas empresas que exploten servicios públicos” y el inciso K) advierte que Se puede “Proceder al desalojo de los intrusos en tierras del dominio público que a su juicio no con¬vengan a los intereses de los parques y reservas”.

En mi opinión, y traducido al lenguaje común, básicamente el primer artículo citado ut supra, la ley otorga la facultad a la Dirección Nacional del Parque Iguazú (DNPI) a operar negocios millonarios inmobiliarios de carácter turístico, sin respetar la autonomía municipal, provincial de Misiones, respecto de sus recursos originarios del cual son dueños, ni que hablar que el inciso K, que me hace acordar, a la conquista del desierto argentina, a los conquistadores de América, que vinieron a saquear, masacrar y expulsar de sus tierras a sus dueños originarios, los pueblos aborígenes, lamentablemente estos últimos no lo sabían, al igual que los pueblos mbya de Iguazú actualmente, que a razón de una Ley “casualmente” firmada por Julio Pascual Argentino Roca, hijo del mayor genocida de aborígenes de la historia argentina, los habilita para su “desalojo” por no convivir con sus intereses económicos, osea ¿Para repensarlo no?.

Otro atropello institucional lo hizo la Corte Suprema de Justicia, en un fallo que se conoció el 10 de agosto del 2017, y declaró la inconstitucionalidad de las leyes provinciales XVI Nº 99 y Nº 112 de creación del parque provincial Iguazú y sostuvo que “la Provincia no puede arrogarse la propiedad de un establecimiento de utilidad nacional, que no ha sido desafectado del uso público como sucede con el Parque Nacional Iguazú, -con los límites establecidos en el decreto 100.133- originalmente perteneció al Estado Nacional, quien lo retuvo en los términos del artículo 11 de la ley 14.294 y artículo 2°, inciso 2°, del decreto 5411/11, conforme al artículo 4° del decreto-ley 654/58, y no lo traspasó a Misiones al momento de su creación en 1953 en razón de estar afectado a un uso público de interés o utilidad nacional; por lo que no hay contradicción alguna con el artículo 124 de la Constitución Nacional, dijo la Máxima Magistratura del país, en su oportunidad.

Lo que a la Corte se le olvido ridículamente fue la reforma constitucional del año 1994 que sentaba bases jurídicas y políticas del Estado Argentino, y vuelvo de nuevo a los mismos interrogantes en base a las leyes que la CSJN argumentó para declarar semejante fallo, ¿Dónde está la ley que dice que Misiones como Provincia cedió al Gobierno nacional el dominio y jurisdicción dentro de sus límites? ¿Hace más de 83 años la Dirección Nacional de Parque explota ilegalmente los recursos originarios de Misiones?

No sería en vano, si hubiera voluntad política y decisión de nuestros representantes provinciales, nacionales acudan a la herramienta del Plebiscito por el Si o No respecto a la construcción de la Villa Turística en Parque Iguazú, porque no imaginarse de que si ganara el no se puede obtener una victoria mas para seguir insistiendo en el operar judicialmente ante la Corte Suprema a hacer valer el artículo 124 de la Constitución Nacional, (aunque es un desafío descomunal ante una Corte que pareciera dictar fallos de carácter centralistas unitarios en una República Federal como la vivimos hoy y que pareciera que desde siempre ese bendito articulo está como un decorado en la Carta Magna para nuestras Cataratas que siempre estuvo en manos de la administración nacional de turno) me parece oportuno el ejercicio de la presión social con la viva voz del Pueblo misionero, que se opone al negocio de unos pocos en detrimento de los recursos naturales de la provincia de Misiones, que en violación flagrante de las leyes de soberanía municipal, ecológica, ambiental e hídrica sancionadas por el Parlamento misionero, y tanto abuso del gobierno central en Capital Federal.

POSIBLES SOLUCIONES JURÍDICAS:

Ante la complejidad del tema, que tiene implicancias legales, culturales, económicas y políticas, se me ocurre algunas soluciones:

1.- Proyectar mediante ley nacional del Congreso, el derogar los artículos 7, 14, 16 incisos i) y k) de la LEY 12.103/1934 y su decreto reglamentario, por ser claramente INCONSTITUCIONALES y vehemente atetantorios y violatorios de los artículos 5, 75 inciso 30 y 124 de la Constitución Nacional.

2.- En Misiones Llamar a Plebiscito Vinculante y obligatorio por el SI o NO a la Construcción de la Villa Turística dentro del Parque Iguazú.

3.- Según la LEY XVI – Nº 99 (Antes Ley 4467), Misiones detenta el dominio público que le corresponde por jurisdicción, conforme Artículos 11 Inciso 3 y 34 de la Convención sobre la Protección del Patrimonio Mundial Cultural y Natural 1972 de la UNESCO, a la incorporación como bien de tal Patrimonio de las Cataratas del Iguazú y del río homónimo que las abastece (sector argentino), con el carácter de sitio natural de belleza excepcional a nivel universal.

4.- El Poder Ejecutivo Misionero sin perjuicio del ejercicio de las competencias atribuidas a la Provincia por el Artículo 75 Inciso 30 de la Constitución Nacional, debe adoptar toda decisión que pueda afectar los recursos naturales y ambientales con conocimiento de los concejos deliberantes correspondientes a los habitantes de los lugares comprometidos dentro de sus límites respecto a los fines específicos del establecimiento de utilidad nacional “Parque Nacional Iguazú”,

5.- Modificar, la Legislación de Parques Nacionales en el Congreso, en materia jurisdiccional, tributaria municipal, que es uno de los ejes principales de esta grieta turística.

6.- La inversión de la Villa Turística en la ciudad de Puerto Iguazú y no dentro del Parque Nacional generaría reales Oportunidades naturales, inversión privada para el desarrollo de servicios turísticos” para buscar fortalecer el turismo de naturaleza teniendo en cuenta parámetros del turismo sostenible, que expone el Gobierno Nacional.

7.- Reconocer la No existencia de Cesión del dominio y jurisdicción de la Provincia de Misiones al Gobierno Nacional, teniendo en cuenta que según la Ley 12.103/1934 “Ningún parque o reserva situado en el territorio de una provincia será incluido en el sistema de parques nacionales, si antes la provincia no cede al Gobierno nacional el dominio y jurisdicción dentro de sus límites” y por ser visiblemente el fallo de la Corte Suprema de Justicia de la Nación, en la causa “Parque Provincial Iguazú” de carácter contradictorio a la Reforma Constitucional de 1994. La Consagracion y reconocimiento a las provincias sobre el dominio originario de los recursos naturales existentes en su territorio es posterior al dictado de ley 14.294 y del decreto-ley 5.411/1957, donde Misiones todavía era Territorio Nacional.

*Abogado, procurador del Foro Local