Fotos del Día

Sotelo entró a una casa y durmió debajo de una cama para evadir a la Policía

Los dueños no estaban y cuando volvieron no se dieron cuenta. Fue la noche del domingo, a pocas cuadras del domicilio que allanó la Policía.

Los uniformados cercaron al fugitivo la tarde noche de este lunes en inmediaciones del puente que atraviesa el arroyo Garupá.
La noche anterior, la del domingo, Franco Sotelo rompió la ventana de una vivienda, ingresó y se escondió debajo de una cama.
Al día siguiente siguió su camino. De allí se llevó un traje con saco y corbata.
Con esa indumentaria fue visto en el Eucaliptal que está en inmediaciones del puente del arroyo Garupá.
En ese lugar, merced al relato de un canoero, los investigadores supieron que el prófugo le ofreció dinero para que lo pasara a Paraguay.
El pretexto fue que había venido a una fiesta en Posadas; que lo habían dejado y que necesitaba volver al vecino país.
Pero el lugareño le dijo que en ese momento no podía pero que un poco más arriba; donde antes había una parilla; había personas que podían ayudarlo.
Hacia ese sector fue Sotelo pero tampoco logró su objetivo.
Entonces compró una gaseosa y se fue.
Sin embargo, el comerciante lo reconoció y llamó a la Policía.
Así comenzó la búsqueda metro por metro en el monte de esa región de Garupá, incluso con perros rastreadores.
Hasta el momento, cuando las agujas del reloj asoman a las 22 del lunes, el criminal no fue localizado. Pero todo indica que su arresto seria inminente.

En el monte, la Policía encontró el traje que se llevó de la casa donde se escondió la noche del domingo, una gaseosa y otros elementos.