Fotos del Día

Se complica la exportación de yerba mate por los bombardeos en Siria

La noticia no es nueva, en el 2016 había sufrido una abrupta caída de más del 40%, comparado al año anterior. No obstante, la exportación el 2017 había mejorado los índices, pero con los bombardeos y el recrudecimiento de la guerra en Siria de estas últimas semanas producirá un efecto que de manera inmediata perjudicará al sector yerbatero donde se concentra la mayor demanda de la materia prima fuera del merado interno.

El país se encuentra en un conflicto bélico desde 2011 y esto trajo daños colaterales para los envíos de la yerba mate. Siria es el primer destino donde llega la infusión característica de nuestra región y tras los reiterados ataques es probable que se vea afectado el consumo que nos empareja con el medio oriente. Ante esta situación que perfora la coyuntura, se complejiza aún más la entrada y salida al país de todos los productos que son comercializados en este territorio.

En su trabajo de investigación, Daniel Wizenberg, que visitó Siria hace unos años, sostiene que el mate es una tradición que llegó a finales del siglo XIX,  “pero con algunas variaciones respecto de la original rioplatense: el mate y la bombilla son más pequeños y no lo comparten, cada uno toma del suyo”, además el politólogo y periodista advierte que la yerba, importada de la Argentina, está cada día más cara.

Según información difundida por el Senasa en 2017 desde nuestro territorio se exportó un total de 30.531 toneladas de yerba mate a granel y envasada, registrando un aumento del 12% respecto al año anterior cuando se enviaron al exterior unas 27.262 toneladas.

Una de las particularidades señalada por Carlos Vedoya Recio, Director de NEA RURAL, es el comportamiento de la migración de millones de sirios, que escapan cotidianamente de la guerra, “se generó una especie de nostálgicos que quieren tomar mate en sus nuevos lugares donde se refugian”, y en ese sentido apuntó que esto no generó canales de ventas fáciles.

Desde el Instituto Nacional de la Yerba Mate (INYM) tienen claro que cada vez que se intensifica la guerra civil en Siria o que ingresan en conflictos como el reciente bombardeo de Estados Unidos caen drásticamente las exportaciones de nuestro país.

Si bien no se exporta un gran volumen, se llegan a un 10% de toda la producción, sin embargo colocar ese porcentaje al mercado local podría romper el equilibrio de la oferta y la demanda. Es decir, si Siria baja sus importaciones de yerba provenientes de la Argentina, esos valores van a producir un efecto drástico provocando fuertes pujas entre productores e industrias.

Pocos meses antes del cierre del 2016, y ante la inminente caída de las ventas al país del Oriente Próximo, el presidente del INYM, Alberto Re había manifestado que se venía exportando unos 25 millones de kilos anuales de yerba mate y que se avizoraba una caída importante que llegó al 40%. El panorama no difiere de ese año que fue paupérrimo para la exportación argentina que vende marcas, pero también el producto a granel para luego ser envasa con marcas locales.

Fuentes consultadas: NEA Rural, Diario Perfil, La Política Online, INYM y Revista Late.

Por Guido Encina, periodista de MISIONES OPINA.