LA CULPA SIEMPRE ES DEL OTRO

1 Response

  1. Humberto Capli Benítez dice:

    Muy bueno el artículo. Clarito y objetivo.
    Mientras se sigue agrandando la grieta y sus líderes siguen instalados en su insoportable soberbia, la mayoría sigue pasándola mal, con sueldos miserables y en una antinomia absurda, por no decir pelotuda.
    Y quienes siempre hemos militado por las convicciones, hoy nos sentimos huérfanos ante la ausencia de líderes éticos y honorables. Habrá que seguir resistiendo a estos dirigentes hipócritas, corruptos y mendaces, a los malditos masones con sus nefastas agendas y a las demoníacas corporaciones.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.