En el nombre de la meritocracia

7 Responses

  1. jorge Pujato dice:

    ¿articulo bajo los efectos de alguna droga o solo del alcohol?.

  2. Helga dice:

    Toda licencia artística es bien recibida.
    Con referencia a lo politico, creo que con Cristina a un paso de la carcel, más su Vice Presidente, y el Jefe de Gabinete (todos jaqueados por causas de corrupcion) Adicionando a Baez, Jaime y próxima carne de penal K, NO ENCUENTRO MARGEN PARA LA CHICANA.
    Bienvenido el arte, y a los renovadores K de Misiones, cálmense al menos hasta qye todos estén presos y den vuelta la hoja de este putrefacto episodio del Pais que acabamos de superar.

  3. nelson dice:

    no recuerdo haber leído una sarta de pavadas tan grande. No tiene absolutamente nada que ver lo que se plantea en este “artículo????” con lo que es la meritocracia…

  4. Mario dice:

    Cualquier cosa sirve para fustigar al enemigo Macri.
    Demasiado paquete para poca sustancia.

  5. Wilson Payador dice:

    ¿Te imaginás que vivís
    En una mieditocracia
    Donde el miedo en democracia
    Ha vuelto en este país?
    ¿Adónde el trabajo en gris,
    En blanco, negro o precario
    Tiene planchado el salario
    Por el miedo a reclamar
    Porque te pudiera echar
    De un plumazo el empresario?
    El mieditócrata sabe
    sin chamuyos y sin versos
    que ha llegado por tu esfuerzo
    que tu mérito es su clave.
    Tu sacrificio es la llave
    De que él pueda progresar.
    Y si te querés quejar,
    Protocolo antipíquete,
    Con el miedo que te mete
    y no para de avanzar.
    Y si sos un estudiante
    Ahí está la policía
    Con gases, comisaría,
    Con palos y carro hidrante.
    Porque un manifestante
    Puede asustar al mercado.
    Dócil, un pueblo asustado
    Es su fuerza productora.
    El miedócrata hasta ahora
    No había sido valorado.
    Por eso va al veto el Pro
    Ante una ley que es urgente
    Hay que asustar a la gente
    Pero a los mercados no.
    El miedócrata llegó
    Por mérito sin reproche.
    Vos trabajá día y noche,
    Que no te echen de la rueda.
    Para que el mercado pueda
    Seguir vendiéndote un coche

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.